martes, 14 de julio de 2009

ANÁLISIS PSICOLÓGICO DE LA CRISIS DE LOS CUARENTA AÑOS EN LA POBLACIÓN AMBATEÑA


Escuela de Psicología
INVESTIGACION FORMATIVA
AUTORA: LORENA HURTADO
¿Qué nos pasa al acumular años?, ¿Qué experimentamos?, a veces lo ignoramos, no queremos ni siquiera sentir.
El presente trabajo es una invitación a detenerse y en silencio contemplar la propia vida, como un proceso que es flexible, rico y que nos confronta. Como un camino que nos invita a madurar, a autorrealizarnos, a aceptar nuestras limitaciones y explotar nuestras fortalezas.
En algún momento alrededor de los cuarenta años de edad, muchos hombres y mujeres sufren una profunda crisis personal. Para algunos la rutina diaria se convierte en aburrimiento o desesperación y buscan razones con ansiedad. En este caso, la reacción es de confusión y bloqueo.
Para otros, la vida transcurre inadvertidamente hasta que algún acto imprudente o fracaso inesperado los obliga a reconocer que hay algo que está terriblemente mal. En este caso, una acción impulsiva a menudo exige un cambio personal a costa de la estabilidad y la seguridad de la familia y, por último, del individuo.
Es fácil pasar por momentos de depresión y de ansiedad, puesto que la lucha entre lo que me apetece hacer y entre lo que “debo” hacer es muy dura.Los síntomas son familiares: una sensación de inactividad y desequilibrio.
Carl Jung afirmó que el número 4 tiene o ha tenido un significado especial en la cultura judeo cristiana: los 40 años del pueblo judío en el desierto, las 4 estaciones, los 4 puntos cardinales, los 40 días de Jesús en el desierto, etc.
Además, afirmaba que en los 40 primeros años de vida de un individuo, el énfasis estaba dado por la construcción del mundo, de la vida social y profesional, mientras que los segundos 40 años de vida, lo que motiva más es la búsqueda de respuestas a las "grandes" preguntas: "¿quién soy?, ¿hacia dónde voy? ¿Qué sentido tiene mi vida?, etc.", las cuales están conectadas con temas espirituales.
No estamos educados para pasar del primer tiempo al segundo tiempo; normalmente a los 40 años, sentimos que algo cambia o cambió en nuestras vidas. Incluso hablamos de "crisis"; precisamente este término tiene origen en la medicina y en realidad significa “cambio”, pero este puede ser en dos sentidos: uno que nos hace crecer frente a la "adversidad", otro que nos hace retroceder y desestabilizarnos, incluso involucionar.
Crecer y madurar inevitablemente lleva algo de "dolor", ya que para aprender hay que también des-aprender y esto puede producir angustia, ya que nuestros esquemas mentales y emociones son cuestionadas por los nuevos acontecimientos.
El tema planteado fue escogido ya que la crisis de los cuarenta adopta en hombres y mujeres distintas formas y ambas remiten a un cambio profundo al que hay que adaptarse para vivir en plenitud. Este trabajo ofrece la revisión de teorías alrededor de este tema y proporciona soluciones que servirán como guía para sus usuarios.
En este proyecto se incluye una investigación bibliográfica, en su contenido se abordarán: La crisis de la mediana edad, síntomas, raíces de la crisis, crisis en hombres y mujeres, posibles soluciones, etc. Además se presentan los resultados de las encuestas tomadas para detectar los signos y síntomas que presentan en la mediana edad los ambateños.

No hay comentarios: