martes, 5 de diciembre de 2006

MATRIZ BIOLOGICA DE LA EXISTENCIA HUMANA


El presente cultural que vivimos en casi todo el mundo y que se caracteriza por una red de conversaciones centrada en la dominación y el sometimiento, en la desconfianza y el control, en la competencia y el consumo, en la agresión y la arrogancia, ha traído consigo un enorme dolor y sufrimiento para millones de seres humanos y para toda la vida en nuestro planeta.
El entendimiento de la matriz biológica de la existencia humana constituye un dominio reflexivo en el cual tenemos la libertad operacional y espiritual para vernos a nosotros mismos como seres autónomos y que se respetan a sí mismos en lo que somos o podemos ser como seres humanos, si así lo deseamos, en nuestras vidas individuales y en los mundos que creamos en nuestro vivir con otros.
Entrar en el camino que lleva al entendimiento de la biología del conocer y del amar nos permitirá pedir ayuda al estar sufriendo un dolor relacional que surge cuando se vive la negación cultural del amar.
La única manera de cambiar la configuración emocional que está siendo vivida como un miembro de una cultura en medio de esta, es a través de una reflexión guiada inspirada en la biología del conocer y del amar.
El presente trabajo nos permite reflexionar en un espacio de confianza y respeto mutuo sobre los fundamentos biológicos de nuestro vivir y convivir e iniciar un caminar adecuado para alcanzar un comportamiento responsable y libre en nuestro vivir en comunidad.
A través de la Biología del conocer y del Amar se contribuye a ampliar la capacidad de acción y reflexión en el mundo que actualmente vivimos donde los cambios tecnológicos conmueven los fundamentos de nuestro actuar y nuestro pensar por las transformaciones que genera, abriendo preguntas sobre la legitimidad ética de lo que hace posible. Somos sistemas que interactuando provocamos recursividad. El entendimiento de la dinámica relacional del entre juego de la biología del conocer y la biología del amar es el entendimiento de la matriz biológica de la existencia humana como la matriz relacional en la que la humanidad surge, existe y es conservada.