viernes, 1 de diciembre de 2006

MATRIZ BIOLÓGICA DE LA EXISTENCIA HUMANA Y SU RELACION CON LA EDUCACIÓN


En el presente artículo se relaciona la educación con los fundamentos de la conferencia “La Matriz Biológica de la Existencia Humana” impartida por el Dr. Humberto Maturana y la Dra. Ximena Dávila en el I Congreso Internacional en Ciencias de Sistemas organizado por la PUCE en Noviembre de 2005.
La Matriz Biológica de la Existencia Humana (MBEH) es una teoría desarrollada por los autores mencionados y otros científicos que forman El Instituto de Formación Matriztica fundado para impartir ésta teoría.
La MBEH proporciona un entendimiento profundo desde la biología, respecto de nuestro accionar como seres humanos. Es al mismo tiempo un dominio conceptual y un dominio operacional. Como dominio conceptual la MBEH constituye el dominio de las reflexiones que surgen desde el entendimiento de la matriz relacional en la que los seres humanos surgen, existen y son conservados. Como dominio operacional la noción de la MBEH connota La red actual de procesos biológicos que hacen posible el origen y conservación de nuestra humanidad.
Si se considera a la humanidad desde la perspectiva hecha posible por el entendimiento de la biología del conocer y la biología del amar, podemos ver que la humanidad surge, se realiza y conserva en una particular matriz relacional que surge en el entre-juego de la dinámica de la biología del conocer y la biología del amar como espacios de la existencia humana. A ésta matriz relacional es la que Humberto Maturana y Ximena Dávila llaman “Matriz Biológica de la Existencia Humana”.

Todo lo que el ser humano hace o en términos más generales, todo lo que un ser vivo hace, tiene lugar en un dominio relacional definido por su emocionar en el momento de hacer lo que hace.

La biología del conocer surge cuando se reflexiona sobre lo que hacemos como seres humanos en el dominio del conocimiento a través de hacernos la pregunta ¿Qué es el conocer como fenómeno biológico?. Aceptar esta pregunta es aceptar que su respuesta sea hecha en términos de los procesos biológicos que constituyen el conocimiento.
La biología del amar surge cuando el observador llega a darse cuenta que el mundo que él o ella vive surge con su vivir, él o ella también llegan a darse cuenta que los diferentes mundos que viven surgen como diferentes modos de vivir, definidos por diferentes configuraciones emocionales tales como los deseos, las preferencias, los miedos o las expectativas, los que guían el fluir de su hacer en su vivir.
La reflexión es un acto en la emoción y ocurre como un acto de total aceptación de la legitimidad de las circunstancias que el ó ella vive. Una reflexión ocurre como un acto en el que la persona que reflexiona abandona el apego a sus certezas y contempla su presente sin prejuicios, exigencias o expectativas.

No hay comentarios: