viernes, 24 de noviembre de 2006

MATRIZ BIOLÓGICA DE LA EXISTENCIA HUMANA



El enfoque sistémico en los sistemas se está introduciendo en nuestra actividad diaria de un modo vertiginoso y está siendo una necesidad conocerlo y utilizarlo.
Lo primero que se debe plantear una persona interesada en esta metodología y que desee introducirse en el mundo de los sistemas es conocer en qué consiste esta técnica y en qué campos de aplicación se puede utilizar. Es importante señalar que un sistema está enfocado en la vida cotidiana, la misma vida debe ser entendida como un proceso de conocimiento, en la realización del vivir en congruencia con el medio.
En la medida que su entendimiento de los sistemas biológicos va emergiendo, nos lleva a reflexionar sobre las condiciones que nos permiten el explicar todo lo que ocurre en la vida como fenómeno del vivir. Desde este punto de vista, la psicología es parte de la biología ya que los fenómenos que ella estudia ocurren en el proceso del vivir de los seres humanos.
La globalización vista como un fenómeno de ampliación de las comunicaciones no es buena ni mala. Lo importante es el emocionar desde donde se vive esa ampliación.
Si vivimos la globalización comunicacional desde la competencia, la ambición o la vanidad, ésta será destructiva para lo humano y la biosfera. Si la vivimos desde el mutuo respeto y la colaboración para generar bienestar humano, es posible que la podamos vivir como la gran oportunidad de generar un mundo deseable.
I
Con el transcurso del tiempo podemos darnos cuenta que nuestro convivir diario es un sistema enfocado en todas las acciones que realizamos y a su vez debemos aceptar que todo lo que ocurre en cada instante es el resultado espontáneo de los cambios coherentes de la arquitectura dinámica cambiante de cada sistema.
Lo que un observador ve es que cada una de las diferentes conductas que un sistema viviente puede exhibir como fenómenos de su dominio de relaciones e interacciones, surge en cada caso solamente cuando hay una coincidencia entre una dinámica estructural particular en el organismo, y una disposición ordenada particular en el medio.
Una cultura como una red de conversaciones es conservada cuando los miembros de la cultura se hacen miembros de ella y la realizan al vivirla.
El vivir de un sistema viviente es un proceso de interacciones recursivas entre el sistema viviente y el medio que cursa como un fluir de cambios estructurales congruentes y recíprocos.
En contraste, la validez de una afirmación se apoya en sus conexiones con las coherencias experienciales del dominio de realidad al cual pertenece. La conducta, por lo tanto, pertenece al dominio de las relaciones del organismo, no al organismo.
La conducta como la relación entre un sistema viviente operando como totalidad y el medio operando como una entidad independiente.

No hay comentarios: